domingo, 9 de julio de 2017

Día 8 - Ontiyent - Torrellanos (110 km's)

Día que amanece fresco y despejado, la noche, aunque me costó descansar, la he pasado del tirón durmiendo y me he levantado muy descansado.  Me preparo, para las 7 y cuarto ya estaba a punto de salir, lo único que me faltaba era coger la bici que la tenía guardada el dueño del hostal en su cochera partícular, quedé en recogerla a las y media, como un reloj, se presenta puntual, mientras monto las alforjas y estoy de cháchara con el gerente, salgo diez minutos después.

La salida a Ontiyent es en ascendente hasta Bocairente y todo por la nacional CV-81 hasta llegado a Villena. Antes pasaré por Bocairente, pero no me desvío para ver el pueblo, y Bañeres, en éste último caso si tomo el desvío con la intención de ver el pueblo, pero al adentrarme dentro, veo que hay que seguir subiendo y desestimo seguir la ruta por ahí, he quedado con mas amigos para comer al mediodía y quiero perder el mínimo tiempo en llegar.


Una vez dada la vuelta, vuelvo a coger la nacional y pongo ritmo dirección Villena, es domingo y estoy contento, se ven muchos ciclistas en las carreteras, muchos saludos y muchos ánimos de ellos hacia mi para seguir con mi ruta. De entre tantos ciclistas, pasa uno detrás de un coche quitándose del aire en cara, envidia sana me da, Jorge, que después lo llegaré a conocer.

Llego a Villena ya con la carretera en sentido descendente y ritmo alto, llevo ya 40 km's en el cuerpo y horario según previsto. Tomo un poco de aire en la Oficina de Turismo de Villena, me hacen uno de lod regalos mas bonitos que he recibido en este camino, una pulsera de cuero grabado "Camino del Cid", un gran recuerdo que tendré por siempre, me como el segundo platano del día y vuelvo a retomar la etapa.




Saliendo de Villena me vuelvo a encontrar a Jorge, ciclista que anteriormente iba detrás del coche y que está haciendo el Camino del Cid como reto en solidaridad.

(recaudar fondos para ayudar a las familias de Paula, Hugo y Diego, tres niños con enfermedades que requieren tratamientos muy costosos.

De Vicente ha recordado que esta tercera edición del reto está dedicada principalmente a Paula, una niña de cuatro años que perdió una pierna y cuatro dedos del pie a causa de una meningitis.

"Vamos a conseguir una pierna para Paula, para que pueda montar en bici, bailar y jugar al fútbol", ha animado el ciclista, aunque sin olvidar a Diego y Hugo, protagonistas de anteriores retos... mas info: http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/aragon/ciclista-recorrera-camino-cid-recaudar-fondos-ninos-enfermos_1212111.html
)

Y si queréis seguirle, por twitter : Jorge de Vicente (@jorgedevicente2): https://twitter.com/jorgedevicente2?s=09

Tras este break, pedaleamos juntos algunos kilómetros del día,  la carretera sigue descendente y el ritmo alto, pasamos por Sax, Elda, Monóvar, Novelda y Monforte del Cid, contandonos nuestras vidas, anécdotas de viajar en bicicleta e interesandome de sus retos, pues no es la primera vez que hace una cosa de estas.

En Monóvar hacemos un descanso, tomandonos un refrigerio y haciéndonos unas fotos para el recuerdo, no obstante, ya estamos en contacto y seguro que un futuro cercanos volvamos a coincidír.

Seguimos la ruta, saliendo de Monóvar la carretera es descendente y el ritmo muy alto, el paso por Novelda es muy rápida y de ahí a Monforte del Cid, será en un abrir y cerrar de ojos, está tan cerca, que mientras vamos hablando llega al final de la despedida antes de lo esperado.

Una vez en Monforte del Cid, pongo mi GPS dirección Torrellano, donde se encuentran mis amigos que me acogeran hoy. Ayer me asegure que reservaran para comer un rico arroz, estando en zona de buenos arroces, no podría salir sin comerme uno.

El GPS me hace tirar por mitad de unas viñas, son ya las 1 de la tarde y el calor empieza hacer de las suyas, sudado por todos lados, el líquido empieza a desaparecer y en mi mente, lo que me motiva es el arroz que me espera al mediodía. Con perseverancia y mas sufrimiento que el deseado, por la calor que hace.

Al final, consigo llegar según estimado, me tomo una ducha fresquita y en busca de la paella que nos vamos.


El resto del día a descansar y recuperarse para los siguientes días, aunque este camino está llegando a su fin, aun no me he parado a pensar lo conseguido. Contento porque tras 9 días y por tantos sitios que he pasado, no se puede pedir mas que seguir teniendo fuerzas para seguir descubriendo los rincones de este maravilloso mundo.

Para terminar, el video ruta del día.
video



No hay comentarios:

Publicar un comentario